Textos meus – Textos mios

Mi lengua, mi idioma.

Hablo y pienso en valenciano que es mi lengua materna y paterna y el idioma con el que empece a vivir, a sentir y entender las primeras caricias sonoras de mis padres y lengua en la que mi yaya, cuando era un niño, me decía que me quería y me contaba las cosas típicas, hermosas y cariñosas que dicen las abuelas.
Hablo y pienso también e indistintamente en castellano que es la lengua con la que tengo la suerte de entenderme con fluidez con mucha gente y con personas a las que quiero y es el idioma que adopto, porque me da la gana, con gusto y orgullo como segunda lengua madre.
Entiendo el catalán y el gallego, también entiendo con alguna dificultad el mallorquín, algunas cosas del francés, unas cuantas palabras sueltas de inglés, y 4 ó 7 palabras de japonés.
—————————————————————————————————————————————
Parle i pense en valenciá que es la meua llengua materna i paterna i l’idioma en el que vaig començar a viure, a escoltar i entendre les primeres caricies sonores dels meus pares i llengua en la que la meua yaya, quan era un chiquet, me dia que me volia i me contava les coses tipiques, precioses i carinyoses que diuen els yayos.
Parle i pense tambe i indistintament en castella que es la llengua en la que tinc la sort d’entendrem en fluïdea en molta gent i en persones a les que vullc i es l’idioma que adopte, perque me dona la gana, en gust i orgull com segona llengua mare.
Entenc el catala i el gallec, tambe entenc en alguna dificultat el mallorqui, algunes coses del frances, unes quantes paraules soltes d’angles, i 4 o 7 paraules de japones.

El patet,” Visente.”

Día 1 de Mayo de 2016, día de la madre y día del trabajo, que curiosamente, salvo los que tienen  su sustento relacionado con el ocio, la hostelería o actividades sociales, no trabaja nadie y la gente se dedica  a las distintas actividades perezosas que a cada cual satisface.

Sobre las 12 del medio día, y junto a las compuertas de “El perello” con el peculiar aroma que en este enigmático lugar se puede disfrutar, donde se juntan los aromas de la albufera, la mar y ese tufillo que dan las embarcaciones de pesca y recreo con recuerdos de peces,  aperos de pesca  y restos de diversas materias náuticas.

De pronto junto a una de las pequeñas embarcaciones, un pio pio, débil, sutil, gracioso.  Ante nuestra mirada, un pequeño pato dando vueltas sobre sí mismo, dando la sensación, por su actitud y sus débiles graznidos de andar perdido y desesperado por no saber donde se hallaba su familia.

Resultaba una sensación contradictoria observar la escena, por una parte lo gracioso de sus movimientos, por otra ver con su actitud, su angustia.

Observando todo el canal, intentando localizar a la familia de palmípeda, allí justo en la otra orilla, allí estaban, su padre, el elegante “collvert” su madre, la parda pata y más allá protegidos entre unas embarcaciones y las maromas que las sujetaban, sus hermanos con sus juegos y graciosos movimientos.

De pronto el padre, con majestuosa actitud, llena de elegancia y con cierta altivez, mirando el entorno, comienza a recorrer todo el canal, hasta que después de un buen rato escudriñando cada  rincón, consigue ver a nuestro patito, que seguía con sus desesperados movimientos y sus cada vez más débiles pios, en una maniobra natatoria de gran precisión después de acercarse a su cría e intentar que siguiera su estela y viendo que no conseguía su propósito, cruza el canal y se acerca a su pareja, y supongo que en su idioma le cuenta los hechos y a partir de ese momento los dos al unísono y como si estubieran ejecutando una representación teatral, hacen lo posible por acercarse a nuestro patito, que a estas alturas ya andaba yo buscando como llamarle y casi tenía decidido que se tendría que llamar “Visente” por aquello de ser un nombre  my valenciano y adecuado al entorno.

Los dos adultos sondean durante un buen rato el espacio que hay desde donde tienen a sus retoños y a su solitaria críia y la fuerza de la corriente de agua que pasa por la compuerta central que esta desaguando desde la albufera a la mar en ese control tan preciso que tienen los agricultores y gente de l’albufera del nivel del agua necesaria, y la danza entre ellos sigue durante minutos y minutos, y pese a que la escena es enternecedora y de gran belleza, que alimenta el espíritu y la sensibilidad,  se va haciendo hora de comer y desde el canal hasta el lugar donde alimentar  nuestro cuerpo, hay un buen  trayecto y las cosas de comer son también importantes.

Suponemos, confiamos y deseamos  que la habilidad de la pareja pata, consiga que su travieso “Visente” se pueda reunir con su familia, y disfrute de este precioso lugar.

Au cacau.

Patet 1

Patet 2

———————————————————————————————————————————

7,37 de la tarde del viernes 23 de Abril de 2010

A_garza

Esta foto tuve la suerte de dispararla en la pedanía y antigua isla de El Palmar, en medio de nuestro fantástico parque natural de la Albufera, que tantas historias literarias ha sido capaz de inspirar a los maestros de las letras.
Allí estaba yo con mi compañera de fotos y fatigas contemplando un atardecer de ensueño, cuando apareció, María Fernanda del Lago, que así he llamado a la garza, después de ver impresionado su elegancia al llegar volando y mover sus alas, aleteando con un pausado ritmo, como si estuviera ejecutando una pieza de baile, sabiéndose contemplada por mi curiosa cámara.

 

——————————————————————————————–

gavinaPortLligat

 

Esta foto la pude hacer gracias a la colaboración inestimable de la protagonista en Port Lligat (Gerona) frente a la casa (ahora también museo y feria del comercio) de Salvador Dalí.

En un solitario y soleadisimo banco descansaba una descarada gaviota la cual no solo no se inmuto al ver mi presencia sino que la muy creída, sabiendo de su belleza y supongo que al ver mi actitud y mi cámara, intuyo que iba a ser protagonista de una instantánea, la cual podría ser en un momento dado procesada informaticamente y exhibida en la red de redes y ser contemplada por el inmenso mundo de las telecomunicaciones y llegar a todos los confines de la tierra gracias a la tecnología, y decidió a mi saludo “Hola Maruja” que así nombré a la presumida gaviota, y pedirle que girara su cabeza hacia la izquierda pues me convenía mucho mas esta posición para el encuadre que yo creía sería el optimo, sin apenas pestañear giro su altiva cabeza y me miro con descaro para quedar favorecida en su foto.

Después de disparar mi foto le di las gracias, “moltes gracies Maruja” le dije en valenciano, que como esa exclamación es bastante parecida en catalán y aunque en su habitat se habla aquello del “Ampurdanes” supuse me entendió, pues con un movimiento de cabeza creí entender que respondía a mi agradecimiento.

Inmediatamente mire en el visor de la cámara que tal quedaba la foto, satisfecho con el encuadre, mire de nuevo a Maruja y le dije “estas molt guapa en la foto” a lo que la presumida gaviota con un elegante movimiento y una mirada fascinante dio un pequeño salto y se fue volando por la hermosa cala uniéndose a otras gaviotas a las que supongo les contó emocionada lo ocurrido.

—————————————————————————————————

Yo mismo

Nací un lunes a las 8,30 de la mañana, (cosa que tiene su aquello, digo yo, por que parece predecir que lo mío era trabajar de obrero, nacido a la hora justa de fichar) pero afortunadamente esto solo fue una casualidad y el que empezó la semana trabajando fue el medico. La verdad es que me considero un gran trabajador, pero en mi caso no se si esto tiene mérito o no, ya que trabajo en lo que me gusta y aunque todo no es maravilloso, me considero un gran afortunado. Soy diseñador gráfico-creativo y pintor o . . . pintor y diseñador gráfico-creativo, no se muy bien el orden, lo cierto es que vivo del diseño y vivo para mi familia, para mi vida y para pintar, que no es poco. Soy un fervoroso aficionado a la fotografía, y me interesa todo aquello relacionado con el mundo del arte, la plástica y la imagen.

———————————————————————————————-

6'30

 

6’30 de la tarde del sábado 23 de Enero de 2010.

Allí estaba yo en el mejor escenario, la inmensa y profunda Albufera, regalando a todos los que allí estábamos un espacio casi mágico, cargado y recargado de colores imposibles de reproducir e imposibles de describir.

Allí estaba yo con la mejor compañía, mi amiga y compañera de diálogos, confesiones y silencios.

Allí estábamos los dos pendientes de una misma ocupación, descubrir como una cámara recién estrenada seria capaz con los limitados conocimientos que de ella teníamos, plasmar el anochecer recién estrenado que nos ofrecía aquel espacio, aquel regalo de la tierra valenciana a los que de ella somos, en ella viven y a ella aman y es entonces cuando los elementos, la tierra, el agua, el cielo, y los sonidos de la naturaleza, acarician el espíritu, para hacerte sentir un ser humano privilegiado y que debajo de la piel, algo abstracto, indescriptible e irracional te hace sentir y sentirte.

———————————————————————————————————

Reflexió exposició meditació

Realizar una exposición, siempre es una experiencia emocionante, los pintores por norma general realizamos nuestras obras en la soledad del estudio, incluso en ocasiones escondemos celosamente nuestras últimas obras, hasta el momento de mostrarlas publicamente.

Son un enorme trabajo, organización, catálogos, invitaciones, transporte, montaje, relaciones con los medios y con la gente, etc.

Cuando ya tienes la exposición montada, te sientes incluso como un poco desnudo, (dependiendo de la sinceridad y autenticidad de la obra contigo mismo), porque allí está todo lo que salió de tu mente y de tus manos, las obras solas, dejando que cada uno de los espectadores interprete tu mundo desde sus sensaciones, sus puntos de vista y su vida.

Y recibir sus criticas, a veces interesantes, a veces estúpidas, a veces comentarios vacíos y arbitrarios de algún osado que cree entender de algo que desconoce totalmente y pierde una ocasión magnifica de permanecer en silencio, también a veces los comentarios desde el desconocimiento pero si desde el respeto y el cariño, a veces interesantes comentarios de entendidos que te enriquecen con su sapiencia, a veces alguien que adquiere tus obras pues quiere que formen parte de espacios de su vida.

En cualquier caso, todo enriquecedor, todo bueno, si se sabe y puede disfrutar.

Pepe Lacreu

——————————————————————————————————————————

Texto para la exposición del pintor y gran amigo Hector Dols

Al igual que quien construye un texto y al concluir varios párrafos, los examina, valora y lo reemprende aportando continuidad y también nuevos matices, Héctor Dols nos presenta una muestra de los temas sobre los que ha basado su trabajo en estos últimos años y nos indica alguna de las líneas sobre las que piensa ahondar en el futuro. Partiendo del dominio del oficio  de pintor, aprendido desde la infancia al ver la técnica y virtuosismo del buen hacer de su padre, junto a sus estudios en la Facultad de Bellas Artes y una vocación tan sincera como sólida.

Héctor, paisajista nato, al cual no le tiembla el pulso al realizar otros temas y cuando los aborda, suele sorprender por su originalidad y magnifica ejecución, ha estado últimamente sintetizando e investigando dentro de la ya depurada técnica de la que hace gala, dando pasos hacia la esencia de la pintura, eliminando pinceladas como quien limpia con esmero algo sublime, buscando en la sencillez las cosas trascendentes, cuando con lo mínimo se transmite lo máximo. En esto está Héctor, en ir encontrando lo esencial y conseguir que el arte una vez más, aporte su presencia en un mundo tan necesitado de él, prueba de ello son los cuadros de esta exposición.

Josep Lacreu, pintor.

————————————————————————————————

Tarde del día 12 de Enero de 2014, un gran numero de personas como cada día a acudido a presenciar uno de los bellos espectáculos que nos ofrece nuestra tierra, la puesta de sol en nuestra Albufera.

A la vez se puede ver el espectáculo de como la gente aparca como puede y cruza entre los coches arriesgando su integridad ya que en un lugar donde frecuentemente se concentran varias decenas de personas solo existe sitio para llegar con seguridad unos pocos vehículos, cosa que a los responsables año tras año les tiene sin cuidado, ni la seguridad de la gente, ni el lógico disfrute de la ciudadanía de este lugar, tan de todos.

A pesar de todo allí estábamos, los amantes de la naturaleza y de la fotografía, queriendo llevarnos en nuestras cámaras todas las sensaciones que en un momento así, se pueden vivir en un lugar así.

 

_____________________________________________________________________________

“Ojos que no ven, . . . .  foto que te pierdes”

 

______________________________________________________________________________________________